Divertido vídeo que explica porqué procrastinamos. ¡Hay que controlar al mono loco!