167. Buscando el CLIENTE PERFECTO